Proceso de alineación 3D y balanceo de llantas

 

Revisión visual y física.

Montar el vehículo y revisar el tren delantero moviéndolo. ¿Está en óptimas condiciones para realizar una alineación 3D? El problema puede ser la caja interna del vehículo.

 

 

Sensor de la alineación 3D.

Instalar el sensor de la llanta delantera, colocando los pines en el aro de la llanta; colocar los seguros para que no se caiga y evitar algún problema. Instalar el sensor de la parte trasera, colocando los pines en el aro de la llanta y los seguros. Encender el sensor para sacar las medidas de alineación al vehículo. Este proceso se hace exactamente igual en el otro lado del vehículo.

 

 

Medidas de alineación.

Selección del vehículo en la computadora, el año y el tipo de medidas que se quieren obtener.

Mover los sensores para sacar las medidas de la alineación del vehículo con los movimientos que indica la computadora. Cuando en el sensor dejan de palpitar las luces rojas significa que ya está alineado.

Al finalizar la alineación, la pantalla da instrucciones de lo que se debe hacer a continuación.

Sacudir la suspensión del vehículo hacia abajo y hacia arriba para continuar la alineación.

 

 

 

 

 

 

Medir el timón del vehículo.

En pantalla se muestra cómo debe girar el timón para alinear el vehículo. Ese proceso se repite dos veces para comprobar la alineación. Asegurar el timón para que no se mueva la alineación.

 

 

 

 

 

 

 

 

Corrección de alineación de llantas.

Como se muestra en pantalla, el vehículo jala hacia el lado derecho. Se aprietan las tuercas y con la llave se termina de alinear. En este proceso se hace lo mismo en ambos lados. Se van moviendo hasta que en inclinación y puntas de cremalleras se pongan en verde y esté alineado. En el caso del balance, no tiene la pieza para corregirlo y quedar 100 % recto. Ese trabajo no se realiza a menos que sea con portapagos.

 

 

 

 

Balanceo de llantas.

Se retira la llanta para realizar el balanceo. Llevar e instalar la llanta en la balanceadora.

Medir el plato: con la regla se mide el ancho del aro y por último el rin. Como se puede ver en pantalla, indica que la llanta ya está balanceada.

 

 

 

 

Desbalanceo de llantas.

En caso de que la llanta estuviera desbalanceada, la llanta vibra. En pantalla se marcan los puntos rojos indicando dónde se colocan en el aro, el plomo martillado o balancín pegado.

Por: Valeria Fernández Reparación: Roberto Paredes

Compartir esta publicación

[addthis tool="addthis_inline_share_toolbox_qa06"]